Loción Corporal Kiwi

REF: 1895783 Product Brand:

En Acofarderm hemos seleccionado los frutos de la tierra más hidratantes que existen, y los hemos combinado en una fórmula que le dará nueva vida a tu piel.

 

Es nuestro deber protegerla. El sol, el viento, los radicales libres: son muchas las agresiones a las que se enfrenta, y que la maltratan con sequedad, aspereza o descamación.

 

La Loción Corporal de Kiwi Acofarderm se encargará de mimar tu piel con todo lo que merece:

 

  • Su formulación devuelve a la piel su suavidad natural respetando su equilibrio hidrolipídico.
  • Las células frescas de kiwi son el ingrediente secreto: actúan como antioxidante y revitalizante evitando el envejecimiento prematuro, y potenciando la elasticidad de la piel.
  • Obtenemos estas células de kiwi mediante procesos naturales, sin adición de químicos, que permiten retener un alto contenido en vitaminas y minerales.

 

Enamórate de la frescura y de su fragancia afrutada, y de unas propiedades ideales para todo tipo de pieles, especialmente para las más jóvenes.

Puedes comprar Loción Corporal Kiwi en nuestra red de farmacias.

Contacta con un comercial

Cantidad

400 ml

Aroma

Kiwi

Composición

Aqua, propylene glycol dipelargonate, cyclopentasiloxane, glycerin, isostearyl isostearate, actinidia chinensis fruit extract, allantoin, urea, tocopheryl acetate, cetearyl alcohol, glyceryl isostearate, glyceryl stearate, propylene glycol isostearate, propylene glycol stearate, ceteth-25, oleth-25, stearic acid, palmitic acid, lactic acid, acrylates/c10-30 alkyl acrylate crosspolymer, pentylene glycol, serine, sodium lactate, sorbitol, phenoxyethanol, disodium edta, imidazolidinyl urea, benzoic acid, dehydroacetic acid, sodium chloride, sodium hydroxide, parfum, butylphenyl methylpropional, linalool, alpha-isomethyl ionone, hydroxycitronellal, limonene.

Modo de empleo

Aplicar diariamente sobre la piel limpia y seca después de la ducha o del baño con un ligero masaje hasta su total absorción.

Precauciones de uso

Uso externo. No ingerir. Mantener fuera del alcance de los niños. En caso de contacto con los ojos aclarar con abundante agua.

Artículos relacionados en nuestro blog