Esta Semana Santa, no te vayas de vacaciones sin tu botiquín

3 abril, 2019

¿Ya has hecho planes para esta Semana Santa? ¿Tienes planeado hacer alguna escapada? Si es así, ¡no te olvides preparar un botiquín de viaje! ¿Sabes qué debes llevarte? Permítenos darte algunos consejos prácticos.

Lo primero que tienes que tener en cuenta cuando vayas a prepararte un kit de primeros auxilios para salir de viaje es tu estado de salud, puesto que, en caso de tener alguna enfermedad crónica, deberás llevar un suministro suficiente de medicamentos (recomendable en sus envases originales) para todos los días, así como meter en la maleta los informes médicos o las recetas que puedas necesitar.

En segundo lugar, debes informarte sobre las condiciones sanitarias del lugar al que viajes, puesto que podrás encontrarte con restricciones a la hora de intentar acceder a determinados medicamentos o materiales farmacéuticos, y, en función del destino, deberás añadir a tu botiquín unos productos u otros.

¿Sabías que el Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación tienen un apartado en su página web con recomendaciones de viajes por países? Puedes consultarlo aquí

Igualmente, deberás preguntarte sobre la duración del viaje, el tipo de actividades que quieres hacer, la distancia de tu destino a una farmacia o un centro médico y, en caso de no viajar sólo, con cuántas personas viajarás y si habrá personas que puedan requerir una atención especial, como los niños o los ancianos.

Dicho esto, ¿qué no debe faltar en tu botiquín de viaje? Pues, con independencia de cómo estés, de dónde vayas y de con quién viajes, un buen botiquín básico debería incluir:

  1. Antisépticos y desinfectantes (alcohol, agua oxigenada, clorhexidina, povidona yodada, etc.), o, en su defecto, agua y jabón en abundancia
  2. Apósitos y material de primeras curas (algodón, tiras adhesivas, esparadrapo, gasas y vendas)
  3. Fármacos
  4. Guantes de cura estériles
  5. Imperdible
  6. Pinzas
  7. Protector solar
  8. Repelente de insectos
  9. Suero fisiológico
  10. Termómetro eléctrico
  11. Tijeras de punta redonda

En cuanto a los fármacos, además de la medicación habitual, ¿cuáles deberías llevarte? Pues, por estricto orden alfabético, sería conveniente que incluyeras en tu botíquin:

  1. Analgésicos (paracetamol)
  2. Antibióticos (alguno de amplio espectro, como amoxicilina o ciprofloxacino, pero sólo cuando sean estrictamente necesarios)
  3. Antidiarreicos (loperamida o racecadrotilo)
  4. Antieméticos, para el tratamiento de las náuseas y los vómitos (metoclopramida)
  5. Antihistamínicos (ebastina)
  6. Antiinflamatorios (dexketoprofeno, diclofenaco, ibuprofeno o metamizol)
  7. Antipalúdicos, en caso de viajar a un país con malaria (atovacuona / proguanil o mefloquina)
  8. Fármacos para los mareos (biodramina)
  9. Laxantes (bisacodilo)
  10. Protectores de estómago y antiácidos (almagato, bicarbonato sódico, omeprazol o ranitidina)
  11. Sales de rehidratación oral

¡Ah!, y no te olvides de proteger tu botiquín del calor, la luz y la humedad excesivos para que, en caso de necesitarlo, los productos estén en las mejores condiciones. Y por supuesto, antes de irte, coge la tarjeta sanitaria (española o europea, según dónde viajes) y, en caso de ir fuera de Europa, sácate un seguro de viaje con asistencia médica. Ojalá no lo necesites, pero, como siempre, más vale prevenir que curar. ¡Buen viaje y disfruta de la Semana Santa!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *